lunes, 17 de marzo de 2014

Los kilos del postparto


Ya sabemos que por desgracia la delgadez sigue estando de moda. Yo siempre he tenido tendencia a engordar. Desde dónde alcanzo a recordar, siempre he estado acomplejada por el tema de los kilos.

En mi vida, hasta ahora 4 veces me he puesto a dieta en condiciones, con controles semanales y demás:
  • La primera justo al empezar la facultad. Fue la vez que más kilos me sobraban.
  • La segunda, a los meses de casarme. La vida en pareja supuso un descontrol en mi alimentación bastante importante y decidí ponerme a dieta antes de que el tema se me fuera de las manos.
  • La tercera, tras el postparto del Peque. Recién parida estaba estupenda, pero el postparto, las comidas descontroladas, cenar lo primero que pillaba… en mí se tradujo en exceso de kilos.
  • La cuarta y última es ahora, exactamente por los mismos motivos de la tercera.

Al incorporarme al trabajo me sobraban unos 6 kilos. Nadie me dijo lo estupenda que estaba, claro, aunque yo creo que estaba estupenda, a pesar de que me sobrara algún kilito. Tras de mí han habido más mamis incorporándose de bajas maternales, a cada cual más delgada, y por tanto más piropeada.

Hoy en concreto ha habido una que me ha dejado helada. Mi compañera ha venido en los huesos, literalmente. Ya tuvo un problema con el tiroides que le hizo quedarse en el chasis durante el embarazo, y yo diría que está hasta demacrada. Y sin embargo… ¿cuáles han sido los comentarios de la gente? Pues que está divina, que qué bien le sientan los embarazos (era el cuarto), que qué guapísima…

En fin… no es que yo valore especialmente ese tipo de opiniones por parte de mis compañeros de trabajo, pero me entristece ver cómo la delgadez sigue siendo para la mayoría símbolo de belleza, aunque roce la enfermedad…

Menos mal que yo encontré quién me ve divina siempre, no importa los kilos que vaya acumulando. Uno de mis puntos débiles siempre ha sido la autoestima, y él me equilibra en eso, como en todo.

Ojalá mis peques no tengan que sentirse nunca mal por el tema de los kilos, ya sea por exceso o por defecto, o por su apariencia en general. Ojalá siempre se quieran y sean objetivos con la imagen que les devuelve el espejo. Espero que en eso no salgan a mí, creo que en esto los papis podemos ayudar mucho.

13 comentarios:

  1. ¿En serio? ¿Sólo te sobraban 6 kg? A mí alguno más que he ido acumulando embarazo tras embarazo y tras embarazo... Estoy intentando perderlos, sobre todo para no tener que comprarme ropa nueva, pero es un proceso lento. Afortunadamente, como a ti, tengo a alguien a mi lado que me ve estupenda siempre ;-)
    Respecto a los hijos, yo creo que los padres podemos hacer mucho, pero es algo muy arraigado. Sin ir más lejos, este fin de semana oí a un madre decir de su hija de 9 años que estaba echando algo de tripita... No me quiero ni imaginar a la niña con 15 años :-(
    Me ha gustado mucho tu entrada.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Muchas gracias por tu comentario. Sí que me sobraban sólo 6, y yo diría que todos puestos en el postparto. En el embarazo me mantuve bastante bien, con la ayuda de alguna gastroenteritis que me pegó mi peque...
      Es cierto que está muy arraigado, y qué mal me sabe... Yo espero poder contribuir a que tengan una buena autoestima, o al menos, no minarla...
      Un besote gordo!

      Eliminar
  2. Leí ayer tu entrada y lo primero que me chocó es la imagen, a esa china no sólo no la sobra ni un gramo sino que no me extrañaría que le faltaran unos cuantos. Lo cual me choca mucha leyendo después tu entrada.

    Yo he de reconocer que de este tercer embarazo me he quedado bastante bien, peso 52 kilos y aunque con barriguita de mujer parturienta, me veo muy bien. Y sí, la delgadez sigue estando de moda y yo me preocupo mucho por mi peso y, por desgracia, en esta sociedad mis hijos también lo harán, estoy segura. Una lástima, todo sea dicho de paso.

    Besitos y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Suu! Cierto es que la foto ya de por sí desconcierta, y eso que es de lo mejorcito que encontré sobre el tema en una única búsqueda rápida...

      Yo tengo la sensación de que la "presión" ahora es aún mayor que cuando nosotras éramos pequeñas, al menos viendo la apariencia de los protagonistas de muchas de las series que hay ahora mismo dirigidas a ellos. ¡Si hasta la Abeja Maya y Tarta de Fresa son ahora más estilizadas!

      Yo haré lo que esté en mi mano por enseñarles a quererse tal y como son, y a confiar en sí mismos. Creo que partiendo de una buena base, ese tipo de estereotipos luego no les afectarán tanto.

      Muchas gracias por tu comentario, un besote.

      Eliminar
  3. Estimada blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
  4. Äcabo de leerte, éste mundo de delgadez es un asco....cuanto más en los huesos mejor.
    Si te sirve de consuelo mi tb me sobran 6 kilos del postparto, poco a poco.
    Peluchin le decimos siempre lo guapo que es y él se mira al espejo y dice "toy guapo". Creo que estamos haciendo un buen trabajo,eso es tarea nuestra.

    Y esa madre que comentas necesitaría unas clases (por desgracia hay muchas asi) ,pobre niña.
    Besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Yo también intento reforzarles todo lo que puedo... De momento, el Peque es muy delgado, y me preocupa que se me acompleje en el sentido opuesto. El Chiquitito ahora mismo es una bolita, pero también lo era su hermano a su edad, así que esto puede cambiar todavía mucho... Un besote muy gordo!

      Eliminar
  5. Hola, Soy Silvia. MamaGhnomo me invitó al grupo en facebook, así que os estoy visitando a todas. Me alegro conocer tu blog, me ha gustado mucho, Te sigo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia! Muchas gracias por la visita, y por quedarte por aquí. Un abrazo!

      Eliminar
  6. A mí aún me sobran cuatro kilos y la ratona ya tiene 19 meses. Me lo tomo con calma, aunque sé que si me planteo un segundo tendré que ponerme las pilas porque sino el gine me pondrá a dieta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! Poquito a poco! Para mí lo más importante es no dejarme ir demasiado... En mi caso por ejemplo tengo muchos problemas circulatorios y a mis piernas no les sienta nada bien el exceso de kilos. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Bueno, tampoco es necesario matarse de hambre durante el embarazo o hacer luego exigentes dietas post parto, basta con comer bastante sano y hacer ejercicio, básicamente tener constancia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego! El problema, al menos en mi caso, es que con un chiquitín recién nacido lo de comer bastante sano y hacer ejercicio se complica bastante. En cualquier caso, todo acaba volviendo a la normalidad :-)

      Eliminar